Siempre SÍ a la vida

Cuando el crimen del aborto se ha generalizado prácticamente en todo el mundo, resistir a tal degeneración se convierte en heroísmo y… en obligación; también en un derecho irrenunciable.

Compartir

El SÍ a la vida va mucho más allá de las creencias religiosas, a lo que han reducido esas personas en Argentina que ahora hacían cola para renunciar a la Iglesia. Va mucho más allá de ser arcaicos o modernos.

Es no renunciar a tu derecho a dar vida, es no renunciar a poder educar a los que serán tus hijos para que hagan de este mundo un lugar mejor.

Hace poco leía que había que empatizar con las que habían sido violadas, con las que no se sentían preparadas, con las que les viene mal, con las que son jovencitas….y a la par yo me preguntaba…. ¿Quién empatiza con el bebé? Porque en todos los casos anteriores ellas salen ganando, ellas eligen y siguen viviendo. ¿Pero el bebé? Eligen por él, y se juega mucho, se juega la vida, se juega ser asesinado.

Déjame que te cuente algo personal. Mi tercer hijo. Seguro que ahora empatizaras mucho. Me quedé embarazada de él muy pronto, se lleva 15 meses con el mediano, me acababa de reincorporar a trabajar, la empresa de mi marido quebraba y económicamente estábamos mal, y mi matrimonio estaba en horas bajas, el bebé no era buscado….. ¿Todas están condiciones eran suficientes para justificar el aborto, verdad?

Lloré dos meses lo que no sabe nadie, pero, en mi caso, sí soy creyente y la Fe me dió fuerzas para seguir. A tí te puede dar fuerzas otra cosa. Una vez asimilada la noticia, y el embarazo en marcha, en la semana 30 nos dicen que el bebé viene mal y que no hay muchas posibilidades de que sobreviva y los médicos me ofrecen abortar. Mi Fe me vuelve a dar fuerzas para llegar hasta el final, porque esto se sumaba a otra excusa más para abortar.

Se programa el parto 7 semanas después, durante las cuales las noticias cada vez eran peores. Tal es así que acudimos al hospital sin bolsa del bebé.

Hace un mes Ángel cumplió 3 años. 3 años que decidimos darle una oportunidad a la vida, dando gracias a Dios, porque yo sí soy creyente, por darnos fuerza.

Si no tienes Fe, busca de dónde sacar las fuerzas, pero hazlo por ellos, hazlo por ti.

Por todos los Ángeles.

 

Compartir

2 thoughts on “Siempre SÍ a la vida”

    1. Estimado seguidor: estamos con usted. Hay que dar más testimonio, porque la verdad y la razón son siempre difíciles de imponer, mientras que la mentira y la falacia lo son fácil. Saludos cordiales

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*